Flora y fauna de Yucatán: Especies endémicas en peligro de extinción

Flora y fauna de Yucatán: Especies endémicas en peligro de extinción

Las especies endémicas en la Península de Yucatán incluyen aves y plantas. Son animales o vegetales que habitan en una determinada zona geográfica.
Especies endémicas en peligro de extinción
Especies endémicas en peligro de extinción
Héctor Ledezma - UN1ÓN | 16/10/2020 07:00

Las especies endémicas son animales o vegetales que solo habitan en una determinada zona geográfica.

El término es relativo porque una especie puede ser endémica de un continente, un país, una región, un bioma (comunidad de organismos que ocupan un área muy amplia) o de una localidad de unas cuantas hectáreas.

De igual manera puede habitar en un océano, Isla, lago, cordillera, montaña, cuenca o en algún otro sitio particular. 

Para entender el origen de los endemismos hay que considerar una escala de tiempo evolutivo y comprender los grados de aislamiento ecológico, así como otros y complejos factores ambientales. También es necesario definir la escala geográfica y la política. 

Especies endémicas en la Península de Yucatán

Las especies endémicas en la Península de Yucatán incluyen aves y plantas.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, al momento son 8 especies. 

TAMBIEN VER: ¿Cómo llegar a Las Coloradas en Yucatán?

Huico de Quintana Roo

Aspidoscelis rodecki

Foto: Ramón Trinchan, some rights reserved (CC BY-NC) 

Esta especie era relativamente abundante hace cuatro décadas en Puerto Juárez e Isla Mujeres y poco común en Isla Contoy.

Presenta una distribución relicta en el noreste de Quintana Roo. La distribución actual de la herpetofauna en la Península de Yucatán, es resultado de una alteración por parte de la Cultura Maya. 

Los registros de las poblaciones aún presentes son recientes, desde 1994 a la fecha.

Habita playas arenosas y rocosas. Se encuentran sobre la arena y muy cercana a las playas, también asociada a matorrales de tipo arbustivo y herbáceas.

Se alimenta de invertebrados. El tamaño poblacional de la especie no está disponible. Existe variabilidad en la densidad dependiendo la localidad.

Son ovíparas. En Puerto Juárez e Isla Contoy se presenta un patrón reproductor estacional, restringido a seis y siete meses, durante primavera y verano básicamente. 

La Matraca yucateca

Campylorhynchus yucatanicus

Foto: angel_castillo_birdingtours, some rights reserved (CC BY-NC)

Es una especie insectívora. Es de tamaño mediano, mide en promedio 178 mm de longitud total. La corona es de color café oscuro, café grisáceo oscuro o café olivo.

Se ubica en Celestún, Progreso, Río Lagartos, Sudzal, Temax.

Es común en sitios parcialmente perturbados con arbustos bajos y malezas, cerca de manglares, palmeras y playas; siendo los mesquites, yucas, sisal y Opuntia las plantas dominantes del hábitat de estas aves.

Esta especie ha sido registrada en la Reserva Especial de la Biosfera de Ría Celestún, Ichka' Ansijo, Ría Lagartos y Reserva Estatal de Dzilám. 

Colibrí Tijereta Mexicano

Doricha eliza

Foto: Luis Trinchan, some rights reserved (CC BY-NC)

Sólo se ha descrito el nido que fabrica la población de Veracruz, no se han descrito los huevos de ambas poblaciones y sólo se cuenta con datos generales de fechas de anidación. 

El único nido reportado tuvo forma de copa y estuvo compuesto por telarañas, líquenes y semillas de Calea urtisifolia (Compositae) y otras compuestas dispersadas por viento.

Con datos de campo de 1998 se ha calculado que en la población de Veracruz existen unos 2500 individuos.

La población de Veracruz habita en climas cálido húmedo y templado húmedo.

Tanto la población de Veracruz como la de Yucatán parecen preferir vegetación árida. La población de Veracruz ha sido reportada usando vegetación xerófita (82% de las observaciones).

Mapache de Cozumel

Procyon pygmaeus

Foto: Cristopher Gonzalez, some rights reserved (CC BY-SA), uploaded by CristopherGlez.

Es el mapache más pequeño que existe en México, endémico, puede ser dispersor de algunos frutos de los cuales se alimentan.

Puede llegar a afectar algunas cosechas por lo que se les caza o envenena.

Tal vez también se les cace para el aprovechamiento de su piel (aunque es de escaso valor comercial), o como alimento de los pobladores locales e incluso como mascotas para atracción turística.

Muy similar al mapache continental, con un cuerpo rechoncho y piernas cortas, dedos largos y angostos, cola corta con relación a la longitud del cuerpo con anillos negros (6 o 7). 

Su distribución es en Cozumel en Quintana Roo. Los registros se ubican en el Parque Marino el cual abarca parte de la costa SW, S y SE de la Isla de Cozumel.

Cuicacoche de Isla Cozumel

Toxostoma guttatum

Foto: conabio_bancodeimagenes, some rights reserved (CC BY-NC-ND)

Esta especie, fue descrita por Ridgway en 1885, quien la reportó como un ave abundante en la isla pero de hábitos escondidizos. 

Howell (1999) sugirió que la especie se había vuelto escasa al haber sido impactada por el huracán. 

También menciona que, al parecer, todas las demás especies de aves que habitaban la isla se habían recuperado, pero el cuitlacoche, que antes era común y se distribuía ampliamente por la isla, ahora parece ser una especie poco común e incluso menciona que se le puede considerar como una especie rara.

El Cuitlacoche de Cozumel es un ave de entre 21.5 y 24 cm de longitud.

Distribución actual: A partir de 1988, después del paso del Huracán Gilberto sobre la isla, los registros y/o avistamientos de esta especie disminuyeron notablemente.

Se alimenta principalmente de frutos.

Al ser un ave frugívora, esta especie podría tener impacto en la dispersión y/o depredación de semillas de algunas especies vegetales del lugar.

Cangrejo de cenotes

Typhlatya campecheae

Foto: Efrain Chavez, some rights reserved (CC BY-NC)

La presencia de Typhlatya campecheae, aun con su escasa distribución en el estado de Campeche, permite que a nivel ecosistema como un elemento de estos sistemas subterráneos el paso de energía de niveles primarios a niveles superiores pueda llevarse a cabo.

Caparazón carente de espinas. Rostro triangular, extendiéndose anteriormente más allá de los ojos, y algunas veces casi alcanzando el final distal del podómero proximal del pedúnculo antenular. 

Esta especie presenta pocas poblaciones distribuidas en los cenotes y cuevas de la península de Yucatán por lo que la contaminación de sus hábitats es el principal factor de riesgo para ella.

Crustáceo ciego

Xibalbanus tulumensis

 JERÓNIMO AVILÉS, some rights reserved (CC BY-NC-ND)

Habita la sección de agua marina, por debajo de la haloclina, aunque su comportamiento aún no está del todo claro. Habitualmente se le encuentra pelágicamente, nadando sobre el fondo.

Palma bola

Zamia furfuracea 

Foto: Cheryl Harleston, some rights reserved (CC BY-NC-ND)

Zamia furfuracea fue la primera especie del continente Americano de ser cultivada en Europa. 

Philip Millar introdujo la especie a Hampton Court - Inglaterra en el año 1691; además, esta especie es la segunda cycada de importancia hortícola después de Cycas revoluta y es sin duda la cycada más frecuentemente usada en arquitectura de paisaje en climas tropicales, subtropicales y mediterráneos dado que puede soportar temperaturas de hasta -3º C mientras este protegido su tallo bajo tierra.

Por las características morfológicas que presenta esta especie, como folíolos fuertemente coriáceos, lanceolados a oblanceolados y con tomento furfuráceo, es inconfundible con el resto de especies registradas para México y el Neotrópico.

Zamia furfuracea es endémica al estado de Veracruz, a lo largo de dunas costeras existentes entre Alvarado y Coatzacoalcos.

Si bien, esta especie está bajo cultivo en varias UMAS de sustentabilidad en la región de los Tuxtlas, eso no significa que se estén contemplando programas de conservación o de reintroducción de la especie.