¿Cuándo es el Día del Gato en México?

¿Cuándo es el Día del Gato en México?

El Día del Mundial del Gato se celebra en el mes de agosto, pues es el apogeo de fertilidad de estos animales.
Día Mundial del gato
Día Mundial del gato
Redacción | UNIÓN | 05/08/2020 06:50

El próximo 8 de agosto se celebra el Día del Gato

Desde 2002, el Fondo Internacional para el Bienestar Animal propuso que se celebre el Día Mundial del Gato cada 8 de agosto.

Pero, ¿por qué se celebra el Día del Gato este 8 de agosto?

Debido a que históricamente se considera que agosto es el mes del gato, al ser la época del año en la que están en pleno apogeo de fertilidad y no paran de callejear y maullar por doquier.

Sin embargo, los gatos tienen otro par de días para ser festejados.

Cada 20 de febrero se festeja el Día Internacional del Gato. Dicho festejo se estableció en recuerdo a Socks, mascota de la familia Clinton.

El simpático minino fue adoptado por Chelsea Clinton en 1990; cuando Bill Clinton fue electo presidente de los Estados Unidos en 1993, el simpático minino se mudó a la Casa Blanca.

Socks murió el 20 de febrero de 2009, después de que se le practicara la eutanasia, pues padecía cáncer en tiroides y riñones. Tenía 18 años.

En recuerdo a Socks se estableció el 20 de febrero como el Día Internacional del Gato.

Una tercera fecha en que se celebra el Día del Gato es el 29 de octubre. La experta en mascotas Collen Paige propuso esta fecha con el objetivo de alcanzar 10 mil adopciones de gatos en este día. 

El 29 de octubre es la fecha en que más se celebra a los "michis" en Europa.

El expresidente Bill Clinton y su gato Socks.

DÍA INTERNACIONAL DEL GATO

Frases célebres sobre gatos  

Muchos son los escritores que se han declarado cat lovers. La lista incluye nombres como los de Édgar Allan Poe, Ernst Hemingway, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Ray Bradbury, Charles Bukowski, Truman Capote, Herman Hesse, Aldous Huxley, Doris Lessign, Carlos Monsiváis, Haruki Murakami... y muchos otros más.

Julio Cortázar y su gata Flanelle.

Si eres amante de los gatos, te compartimos estas frases célebres que te encantará compartir en este día.

  • El hombre es civilizado en la medida en que comprende a un gato. George Bernard Shaw 
  • El gato no nos acaricia, se acaricia contra nosotros. Antoine de Rivarol
  • Es una labor muy difícil ganar el afecto de un gato; será tu amigo si siente que eres digno de su amistad, pero no tu esclavo. Théophile Gautier

DÍA INTERNACIONAL DEL GATO

 

  • Si prefiero los gatos a los perros es porque no hay gatos policías. Jean Cocteau
  • El tiempo pasado con los gatos nunca se desperdicia. Sigmund Freud
  • Los gatos parecen conducirse según el principio de que nunca hace daño pedir lo que uno quiere. Joseph Wood Krutch
  • Me habían dicho que el procedimiento de entrenamiento con los gatos es difícil. No es así. El mío me entrenó en dos días. Bill Dana
  • Un gato simplemente lleva a otro. Ernest Hemingway
  • Los gatos tienen una absoluta honestidad emocional; los seres humanos, por una razón u otra, pueden ocultar sus sentimientos pero el gato, no. Ernest Hemingway
  • El gato está por encima de todas las cosas. Margaret Benson
  • He conocido a muchos pensadores y muchos gatos, pero la sabiduría de los gatos es infinitamente superior. Hippolyte Taine
  • Las personas que aman a los gatos tienen algunos de los corazones más grandes que existen. Susan Easterly
  • Un maullido masajea el corazón. Stuart McMillan

DÍA INTERNACIONAL DEL GATO

  • Los gatos me dicen sin esfuerzo todo lo que hay que saber. Charles Bukowski
  • Dios hizo al gato para darle al hombre el placer de acariciar un tigre.
  • Las mujeres y los gatos siempre harán lo que quieran, y los hombres y los perros deberían relajarse y acostumbrarse a la idea. Robert A. Heinlein
  • Hay dos formas de refugiarse de las miserias de la vida: la música y los gatos. Albert Schweitzer
  • ¿Qué mayor regalo que el amor de un gato? Charles Dickens
  • De todas las criaturas de Dios, solo hay una que no se puede esclavizar con la correa. El gato. Mark Twain.
  • El más pequeño felino es una obra maestra. Leonardo da Vinci.
  • La forma de llevarse bien con un gato es tratarlo como un igual, o incluso mejor, como el superior que sabe que es. Elizabeth Peters
  • Los gatos tienen la intención de enseñarnos que no todo en la naturaleza tiene un propósito. Garrison Keillor.
  • Si los animales pudieran hablar, el perro sería un compañero torpe sin pelos en la lengua; pero el gato tendría la extraña gracia de no decir una palabra de más. Mark Twain.

DÍA INTERNACIONAL DEL GATO

  • Me encantan los gatos porque me gusta mi casa; poco a poco, se convierten en el alma visible de mi hogar. Jean Cocteau
  • He vivido con varios maestros Zen, todos ellos gatos. Eckhart Tolle.
  • ¿Cómo saber si alguien es un verdadero amigo? Ese amigo cuidará a tu gato cuando te hayas ido. William S. Burroughs
  • Los gatos pueden encontrar matemáticamente el lugar para sentarse que causará más molestias. Pam Marrón
  • Creo que los gatos son espíritus que han venido a la Tierra. Un gato, estoy seguro, podría caminar en una nube sin atravesarla. Julio Verne
  • Creo que los gatos tienen el síndrome de Asperger. Al igual que yo, son muy inteligentes. Y como yo, a veces simplemente tienen que estar solos. Jodi Picoult
  • Una mujer que no ama a los gatos nunca va a hacer feliz a un hombre. Orhan Pamuk
  • ¿Qué clase de filósofos somos, que no sabemos absolutamente nada del origen y el destino de los gatos? Henry David Thoreau.
  • Los gatos con gracia tolerarán a los seres humanos hasta que alguien invente un abrelatas que pueda ser operado con una pata. Terry Pratchett.
  • Se lo expliqué en voz alta y clara. ¿Qué parte de «miau» no entiendes? Lee Wardlaw.
  • Los gatos nos escogen; no somos sus dueños. Kristin Cast.
  • Si pretendes escribir, ten gatos. Aldous Huxley.

DÍA INTERNACIONAL DEL GATO

Poemas sobre gatos  

Gato. José Emilio Pacheco

Ven, acércate más. 

Eres mi oportunidad 

de acariciar al tigre

-y de citar a Baudelaire.

+ + +

Del libro Gatos. Darío Jaramillo Agudelo

Estados de la materia.

Los estados de la materia son cuatro:

líquido, sólido, gaseoso y gato.

El gato es un estado especial de la materia,

si bien caben las dudas:

¿es materia esta voluptuosa contorsión?

¿no viene del cielo esta manera de dormir?

Y este silencio, ¿acaso no procede de un lugar sin tiempo?

Cuando el espíritu juega a ser materia

entonces se convierte en gato.

+ + +

A un gato. Jorge Luis Borges

No son más silenciosos los espejos

ni más furtiva el alba aventurera;

eres, bajo la luna, esa pantera

que nos es dado divisar de lejos.

Por obra indescifrable de un decreto

divino, te buscamos vanamente;

más remoto que el Ganges y el poniente,

tuya es la soledad, tuyo el secreto.

Tu lomo condesciende a la morosa

caricia de mi mano. Has admitido,

desde esa eternidad que ya es olvido,

el amor de la mano recelosa.

En otro tiempo estás. Eres el dueño

de un ámbito cerrado como un sueño.

+ + +

Oda al gato. Pablo Neruda

Los animales fueron 

imperfectos, 

largos de cola, tristes 

de cabeza.

Poco a poco se fueron 

componiendo, 

haciéndose paisaje, 

adquiriendo lunares, gracia, vuelo. 

El gato,

sólo el gato 

apareció completo 

y orgulloso:

nació completamente terminado, 

camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro, 

la serpiente quisiera tener alas, 

el perro es un león desorientado, 

el ingeniero quiere ser poeta, 

la mosca estudia para golondrina, 

el poeta trata de imitar la mosca, 

pero el gato

quiere ser sólo gato 

y todo gato es gato 

desde bigote a cola, 

desde presentimiento a rata viva, 

desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad 

como él, 

no tienen 

la luna ni la flor 

tal contextura:

es una sola cosa 

como el sol o el topacio, 

y la elástica línea en su contorno 

firme y sutil es como 

la línea de la proa de una nave. 

Sus ojos amarillos 

dejaron una sola 

ranura

para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño 

emperador sin orbe, 

conquistador sin patria, 

mínimo tigre de salón, nupcial 

sultán del cielo 

de las tejas eróticas, 

el viento del amor

en la intemperie 

reclamas 

cuando pasas 

y posas 

cuatro pies delicados 

en el suelo, 

oliendo, 

desconfiando

de todo lo terrestre, 

porque todo

es inmundo

para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente 

de la casa, arrogante 

vestigio de la noche, 

perezoso, gimnástico 

y ajeno, 

profundísimo gato, 

policía secreta 

de las habitaciones, 

insignia

de un 

desaparecido terciopelo, 

seguramente no hay 

enigma 

en tu manera, 

tal vez no eres misterio, 

todo el mundo te sabe y perteneces 

al habitante menos misterioso, 

tal vez todos lo creen, 

todos se creen dueños, 

propietarios, tíos 

de gatos, compañeros, 

colegas, 

discípulos o amigos 

de su gato.

Yo no.

Yo no suscribo.

Yo no conozco al gato.

Todo lo sé, la vida y su archipiélago, 

el mar y la ciudad incalculable, 

la botánica, 

el gineceo con sus extravíos, 

el por y el menos de la matemática, 

los embudos volcánicos del mundo, 

la cáscara irreal del cocodrilo, 

la bondad ignorada del bombero, 

el atavismo azul del sacerdote, 

pero no puedo descifrar un gato. 

Mi razón resbaló en su indiferencia, 

sus ojos tienen números de oro.