Elvia Carrillo Puerto, pionera del feminismo en México

Elvia Carrillo Puerto, pionera del feminismo en México

Elvia Carrillo Puerto fue conocida como la “Monja Roja”, referente del feminismo en Yucatán y México
Elvia Carrillo Puerto
Elvia Carrillo Puerto
Héctor Ledezma | 05/03/2020 13:39

Elvia Carrillo Puerto es un referente del feminismo en México.

Se le reconoce por fundar la primera organización femenina de campesinas en México y luchar por los derechos de las mujeres, entre ellos, el derecho a votar.

En 1912 fundó la primera organización femenina de campesinas con la finalidad que a las jefas de familia se les garantizarán los mismos derechos que a los hombres en la distribución de tierras. 

Fue conocida como la “Monja Roja”. En 1953 el presidente Adolfo Ruiz Cortines propuso personalmente la iniciativa para cambiar el Artículo 34 Constitucional, reconociendo el derecho de las mujeres a votar en todas las elecciones.

Nació el 6 de diciembre de 1878 en Motul, Yucatán. Murió en la ciudad de México, el 15 de abril de 1968 con 90 años de edad. 

Sus restos se encuentran en el cementerio general de Mérida.

VER: Yucatán, precursor del feminismo en América Latina

VER: Feminicidios Yucatán: estadísticas, Código penal y más datos clave

Elvia Carrillo Puerto, biogradía de una líder feminista

Fue maestra y poeta, su discurso era a favor del control de la natalidad, la libertad sexual, el divorcio y contra lo que consideraba la opresión religiosa de la época.

Diversas biografías indican que su anhelo era ser independiente, ilustrarse y por eso fue pionera en la lucha de las mujeres.

Elvia siempre estuvo muy cerca de su hermano Felipe mientras él vivió, aunque destacó por sí misma.

Desde niña, ella se percató de la desigualdad entre las clases sociales.

El País publicó que Elvia Carrillo Puerto, fue alumna de la poetisa Rita Cetina Gutiérrez, que había fundado la primera escuela secundaria para mujeres en Yucatán.

Aprendió nociones de igualdad de género y gracias a su influencia estudió textos escritos por grandes teóricas de los derechos de la mujer como Mary Wollstonecraft, Flora Tristán y Victoria Woodhull.

Se casó con un maestro de Motul a los 13 años de edad. Tuvo un hijo, pero enviudó diez años después. 

Se sabe que su hermano Felipe Carrillo Puerto siguió influyendo en ella al conseguirle una traducción en maya de la Constitución mexicana de 1857 que Elvia se encargó de leer a sus alumnas para que fueran adquiriendo conciencia de sus derechos.

En 1910, con solo 29 años, Elvia Carrillo Puerto participa en la llamada rebelión de Valladolid originada por el Plan de Dzelkoop, que llamó al pueblo yucateco a levantarse en armas contra la tiranía de Olegario Molina y el gobernador de Yucatán, Enrique Muñoz Arístegui. 

Aquel movimiento fue bautizado después como “la primera chispa de la Revolución Mexicana”.

A mediados de 1912 organiza la primera Liga Feminista Campesina en la que se discute la propiedad de la tierra.

Se plantea que las jornadas de trabajo deben ser de 8 horas, que hay que liberar a los indígenas de trabajos esclavos, educar a las mujeres para tener los hijos que decidan, entre otros.

En 1918 se celebra en Motul el Primer Congreso Obrero de Yucatán organizado por el Partido Socialista del Sureste, en el que Elvia Carrillo Puerto incorporó el punto de “Aceptación de la mujer obrera en las Ligas de Resistencia”. 

Este fue el leit motiv de su vida, luchar por la liberación de la mujer a través de su actividad social y política en las 51 Ligas de Resistencia que logró organizar.

Entre 1930 y 1934 se realizaron tres congresos de mujeres obreras y campesinas en la capital mexicana y ella fue la principal responsable de reunir a las delegadas. 

En el Congreso de 1931 es donde surge la idea de crear una organización exclusiva para exigir el sufragio femenino.

En 1947, ya bajo la presidencia de Miguel Alemán Valdés, se dio un paso adelante y se aprobó el derecho de voto de la mujer en las elecciones municipales en México. 

En 1952, la Cámara de Diputados reconoció a Elvia Carrillo Puerto como Veterana de la Revolución Mexicana y le concedió la Medalla de Honor al Mérito Revolucionario.