Sargazo en playas de Progreso, Yucatán

Sargazo en playas de Progreso, Yucatán

El sargazo afectó a las playas de Yucatán, como en Progreso
Sargazo
Sargazo
Héctor Ledezma | 21/11/2019 17:43

El sargazo en Progreso, Yucatán es un problema que no había sufrido en los últimos meses.

Cuadrillas de trabajadoras del Ayuntamiento, apoyados con maquinaria pesada, limpiaron la playa del malecón.

El sargazo arribó y se quedó en el mar desde el fin de semana pasado.

El sábado 16 de noviembre la playa del malecón amaneció con poco sargazo. 

Sin embargo, los días posteriores incrementó esta alga.

Comenzaron a trabajar en quitar el sargazo desde la parte oriente, por el asta bandera monumental, y continuaron hasta el área del gimnasio al aire libre, cuya construcción concluyó el sábado pasado.

De dónde viene el sargazo

De acuerdo con BBC Mundo hay varias teorías.

Una de ellas apunta a que su crecimiento se desbordó por los nutrientes contaminantes generados por la actividad humana.

Dichos nutrientes fertilizan al sargazo y las hacen crecer más rápido y producir más biomasa.

El sargazo circula constantemente entre el Mar de los Sargazos (en el océano Atlántico), el Caribe, el Golfo de México y la corriente del Golfo.

El derrame de petróleo en el Golfo de México en 2010 y los dispersantes que su usaron para limpiarlo, contribuyeron con más nutrientes.

También lee: Renovare Ocean, los zapatos de sargazo

Qué es el sargazo y cómo afecta

El sargazo es una macroalga que permanece toda su vida en el agua, lo que puede producir enormes masas que se mueven de acuerdo a la corrientes oceánicas.

Afecta al turismo, sí, pero es más un problema de tipo ambiental.

Una investigación hecha hace por Brigitta Ine van Tussenbroek Ribbink, investigadora de la Unidad Académica de la Unidad de Sistemas Arrecifales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el municipio de Puerto Morelos, indicó lo siguiente:

El sargazo se concentra por mucho tiempo debido a sus componentes químicos.

Afecta a la fauna, flora, arrecifes, playas y manto acuífero.

Las algas liberan ácido sulfúrico que provoca alergias, y algunos microorganismos que viven en ellas también son tóxicos para la piel.