Quién es el dios de los temblores azteca y maya

Quién es el dios de los temblores azteca y maya

Los sismo en México se remontan a la época prehispanica, los Mayas y los Azteca tenían una deidad de los temblores
Redacción | UN1ÓN | 14/06/2019 07:00

El registro de los sismos, en el hoy territorio nacional, vienen desde al Épooca Prehispánica, códices mayas y aztecas se refieren a este fenómeno natural.

Hay docuementos de la época colonial (Archivos de Indias) que detallaron los principales eventos que afectaron regiones americanas en su tiempo.

Los aztecas relacionaban los temblores con tres deidades: Tepeyollot, Tlaltecuhtli y Tezcatlipoca.

Tepeyóllotl, “corazón del monte”, en la mitología mexica, es el dios de las montañas, de los ecos y de los temblores, el patrono de los jaguares y una de las manifestaciones el dios Tezcatlipoca.

La deidad símbolo de los juguaraes se le conoce como el dios de los terremotos y perturbaciones sísmicas de acuerdo al intérprete del Códice Telleriano-Remensis, cuyo nombre se desconoce, pero refiere que a “la condición de la tierra después de la inundación” y su nombre significaba “sacrificios de tierra” y “dios de las bestias”.

En cuanto al significado más conocido de su nombre como “Corazón de la Montaña” se hace una alegoría al sonido que hay en la tierra "... el Corazón de la Montaña, que es el eco o reverberación de la voz que retumba en la montaña"

También está Tlaltecuhtli, “el señor de la tierra”, que se describe como un monstruo marino que vivió en el océano después del cuarto diluvio; es una encarnación del caos que asolaba antes de su creación, aunque no se tienen fuente detereminadas.

Para los antiguos mayas, hay leyendas y cuetos sonbre los temblores, pero hay una literatura que dice que los reponsables de los sismo se llaman Pahuatunes que sostenían el plano terrestre, y que cuado ese diós se fatigaba por peso, entonces, cambia el peso al otro hombro y ese movimiento produce desde leves movimientos hasta temblores cuando el peso se vuelve acomodar.

En Chilán Balan de Chumayel se asientan claramente que los Pahuatunes eran dioses del viento y estaban distribuidos en los cuatro puntos cardinales.