El estadounidense que saqueó Chichén Itzá

El estadounidense que saqueó Chichén Itzá

Thompson se dedicó a dragar el Cenote Sagrado de Chichén Itzá
Laura Islas | UN1ÓN Yucatán | 11/09/2018 04:00

En las entrañas de El Castillo de Chichén Itzá, Yucatán, descansa el Trono-jaguar rojo.

Esta importante pieza de la cultura maya fue esculpida en piedra caliza; sus colmillos son de concha marina; sus ojos y las manchas verdes en el cuerpo del felino corresponden a incrustaciones de jadeíta.

Se cree que en este Trono Jaguar se sentó el soberano de las mayas.

México estuvo a punto de perder el Trono Jaguar cuando un diplomático de Estados Unidos intentó robarlo.

Se trata de Edward Herbert Thompson quien en 1855 llegó a Mérida como diplomático de EU.

Sin embargo, la pasión de Thompson era la arqueología. En 1893 el estadounidense compró la hacienda Chichén Itzá, que se ubica a un costado de la zona arqueológica. Desde entonces y durante más de 30 años Edward Herbert Thompson se dedicó a dragar el Cenote Sagrado de Chichén Itzá.

Se estima que en total el diplomático estadounidense se robó 30 mil piezas de la cultura maya; muchas de ellas fueron a parar museos de Estados Unidos, como el Museo Peabody de la Universidad de Harvard. También se dedicó a regalar las piezas mayas a coleccionistas o amigos suyos.

En alguna ocasión Thompson intentó llevarse el Trono Jaguar rojo. Esto de acuerdo con la historia que el arqueólogo Rafael Cobos narró al escritor Juan Villoro en el documental Piedras que hablan, producido por Canal 22. (Da clic en este enlace para ver el fragmento en el que Cobos narra esta historia)

La fascinante pieza maya ya estaba empacada para ser embarcada y sacada del país, cuando Teoberto Maler, arqueólogo austriaco que vivía en Yucatán, dio la alerta a las autoridades mexicanas quienes impidieron que Thompson robara el trono rojo.

Maler fue uno de los principales críticos del saqueo de Thompson, a tal grado que se dedicó a denunciarlo en medios de comunicación y ante las autoridades de México.

Afortunadamente varias de las piezas robadas por Thompson ya fueron repatriadas.

(Con información del documental Piedras que hablan  Chichén Itzá, producido por Canal 22 y conducido por el escritor Juan Villoro)

TE PUEDE INTERESAR:

Las violaciones a Chichen Itzá de famosos

Fotos de la evolución de Chichen Itzá