2 de Septiembre del 2014
Gobierno del Estado

Tren Transpeninsular: El primer paso del proyecto

Después de pasar por promesas de campaña y anuncios oficiales, el proyecto del Tren Transpeninsular por fin ve su destino en papel con la firma del convenio entre autoridades
El tren transpeninsular tendrá un costo aproximado de 15 ó 20 mil millones de pesos.

Después de pasar por esperanzas, decepciones, promesas de campaña y anuncios oficiales, el proyecto del Tren Transpeninsular por fin ve su destino en papel con la firma del convenio entre autoridades estatales y federales.

El gobernador del estado, Rolando Zapata Bello y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza,   firmaron el convenio para la transferencia de los recursos  que se destinarán para los ante proyectos del Tren Transpeninsular.

El titular del Ejecutivo estatal aseguró que este convenio permitirá a Yucatán posicionarse como un centro logístico de relevancia y agregó que el Gobierno estatal trabajará para liberar los derechos de vía para comenzar las obras viales y urbanas. 

Zapata Bello especificó la importancia para la península de fortalecer las vías ferroviarias con el fin de garantizar un desarrollo económico y social.

 “Sabemos que cada metro de vía es un metro más en beneficio de los productores del campo, que ayuda a los emprendedores de negocios, un metro más que se traduce en beneficio de los artesanos, de quienes viven de la industria turística”.

Por otra parte, el secretario de Comunicaciones y transportes, Ruiz Esparza reafirmó las bondades de el nuevo proyecto que traerán crecimiento económico al estado de Yucatán.

“Proporcionará un crecimiento económico más dinámico que permita crear empleos que necesitamos y contribuya a reducir la pobreza y desigualdad”, sostuvo.

La presidenta del Consejo coordinador del Sector Empresarial, Marisol Lugo Ayora, argumentó que el Tren Transpeninsular significa, para el sector privado, un gran empuje a la infraestructura necesaria para  hacer crecer los sectores comerciales y de turismo.

 “Éste es un proyecto muy importante para el sector empresarial del estado y un impulso de la economía que acelerará el crecimiento productivo de la zona reduciendo tiempo, costos y acercando a los estados, es necesario mayor infraestructura para que impulsamos a la industria, comercio y turismos brindándoles las condiciones para operar”.


Los inversionistas

Dentro del gobierno federal se prevé que la inversión del proyecto del tren peninsular se maneja por ahora con una inversión pública del 50 %  y el otro 50% llegue de capital privado.

“La inversión tendrá que ser parte inversión privada y parte federal, la idea es que el sector privado participe, no tiene capacidad el sector publico ni de construir, ni de fabricar, y a veces, ni de administrar estos proyectos”, declaró Gerardo Ruiz Esparza.

Ruíz Esparza, aseguró que en cuanto a la inversión privada, se buscará mediante una licitación, los capitales privados dispuestos a invertir en la obra después de hacer los estudios y ante proyectos correspondientes.

“Todo esto esperamos tenerlo en el presente año, esperamos tener los tres estudios en el mes de septiembre, lamentablemente no se puede ir más rápido, y a partir de ese momento tendremos la información necesaria para invitar a una licitación pública internacional”


Los 30 mdp iniciales para el proyecto

Se estableció que son 278 kilómetros que cubrirán la línea de tren ligero. Asimismo, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, ha solicitado 30 millones de pesos para el inicio de los estudios.

“La idea es que con los 30 millones de pesos, que ya están autorizados para los proyectos de este tren, contratemos tres cuestiones fundamentales para poder licitarlo, unos son los estudios ambientales, dos es el ante proyecto ejecutivo y tres es el plan de negocios del tren” declaró Ruiz Esparza

El tren correrá desde Mérida hasta Punta Venado, en Quintana Roo y utilizará el trazado actual de las vías ferroviarias para poner los nuevos rieles, aprovechando así el derecho de vía existente.

El tren pasará por Valladolid, la cual sería la última en Yucatán y a partir de ahí se iniciará la segunda etapa donde se construirán las nuevas vías cuyo alcance, en primera instancia, serían de 130 kilómetros.

“Construimos sobre el patrimonio que México ha implementado por varias generaciones aprovechando las vías de ferrocarril que existen entre Mérida y Valladolid ampliando la infraestructura 130 kilómetros más hasta las costas de Quintana Roo”, expresó Ruíz esparza.

 

¿De dónde vendrán los trenes?

El secretario de la SCT explicó que México no cuenta con fabricantes de trenes que manufacturen los vagones que transportaran a los pasajeros y las cargas a los diferentes puntos de la península por lo que tendrán que recurrir a entidades internacionales para su fabricación.

Entre los países que se consideran por parte de la autoridad, están Canadá, Alemania, Inglaterra y Japón y se espera que los convenios se consoliden antes de inicios del 2014.

“Tendremos que invitar a participar a fabricantes de trenes que no los hay en México, canadienses, alemanes, ingleses, japoneses invitar a quienes estén interesados en el proyecto, pero esperamos estar ya para octubre de este año y enero del 2014 haciendo los convenios con estos países”.

 

La cifra final

El Secretario Comunicaciones y Transportes declaró que de acuerdo con las estimaciones de la SCT, la obra beneficiará a mas de un millón de habitantes de los estados de Yucatán y Quintana Roo y tendrá un costo aproximado de 15 ó 20 mil millones de pesos.

“Tendremos la cifra precisa cuando este el ante proyecto ejecutivo, pero yo creo que debe andar  entre los 15 y 20 mil millones de pesos el costo total de la obra que beneficiará más de un millón de habitantes de los estado de Yucatán y Quintana Roo”, concluyó.

 

 

 
Comparte

relevante

Facebook Comments Box