24 de Abril del 2014
Iba a viajar el día de su arresto

Sacerdote se vestía de mujer y vendía drogas

A pesar de tener un año sabático la iglesia le seguía pagando su sueldo

Un obispo católico de la catedral San Agustín en Bridgeport (Connecticut, Estados Unidos), fue arrestado y acusado por autoridades federales de dirigir una banda de narcotráfico que trasegaba cocaína y otras drogas desde México y otros países centroamericanos, teniendo como base a California.

Kevin Wallin, quien tenía el título de monseñor según los investigadores, formaba parte de una banda de narcotraficantes que surtían de metanfetamina a residentes adinerados en el condado de Faifield (Connecticut), refiere el sitio New York Daily News.

Pero eso no era todo, también se le acusa de haber sido sorprendido vestido de mujer y teniendo sexo dentro de su misma parroquia. Además de que tenía una tienda de juguetes y videos sexuales llamada “La Tierra de Oz” que podría haberle servido para blanquear miles de dólares de sus ganancias semanales, indican investigadores.

En caso de ser declarado culpable, el obispo enfrentaría hasta 20 años en la cárcel y una multa de 2 millones de dólares. El sacerdote y los otros fueron apresados el pasado 3 de enero, pero no fue sino hasta el miércoles pasado que se les instruyeron las acusaciones en la Corte Federal de Bridgeport.

En junio del 2011, el religioso renunció de su posición como párroco, arguyendo problemas de salud y personales, dijeron funcionarios de la iglesia católica en Connecticut. Un mes después de la dimisión se le concedió un año sabático y quedó fuera de contacto con la feligresía.

 
Comparte

relevante

Facebook Comments Box