Los principales beneficiarios serán los adultos mayores y los niños